El Nexus 4

Todavía recuerdo con la emoción que escribí el post sobre mi anterior teléfono y sobre las bondades que mencioné sobre el hardware de Sony con respecto a otros fabricantes y justo ahora casi un año después, escribo un nuevo post hablando de otro gran teléfono, el que sigo desde noviembre cuando salió a la venta y que con tanta expectativa esperé para comprar, ya no por hardware, aunque también lo es, sino por una simple razón, es Nexus, y al ser Nexus, tiene siempre la última versión de Android.

Aún me sostengo con lo que mencioné sobre mi post el año pasado y lo referente al hardware de Sony, dicho hardware simplemente es magnífico, incluso, no compré el Neuxs 4 cuando salió a la venta, por que decidí esperar a ver las jugadas de fabricantes como Sony, HTC o Samsung, y simplemente, puedo decir, que se lucieron con el hardware de este año, Xperia Z, Galaxy S4 y HTC One, pero en mi caso personal, me gusta mucho el hardware que ha lanzado Sony con el hermoso Xperia Z, simplemente una obra de arte, una belleza, un excelente acabado y lo mejor de todo, una  fina y precisa cámara, un excelente sonido, una excelente pantalla y un gran acabado para un bello teléfono.

Fue tanto el gusto sobre esos teléfonos, que posiblemente este post fuera hablando sólo de uno de esos, pero ya durante estos años que llevo siendo usuario de Android, un par de meses después de tener el equipo he quedado aburrido de ver cómo mi nuevo teléfono deja de tener actualizaciones del sistema operativo, o las sigue teniendo, pero no sobre la última versión de Android sino sobre la versión anterior.

Por eso, pese a lo lindo del hardware de otros fabricantes, decidí aguantarme las ganas del hardware e irme por la parte que más me interesa, el software, y es ahí dónde tener un terminal Nexus es una gran ventaja, pues siempre tendré la última versión en mi teléfono, el Android limpio, puro, bonito, tal cuál Google se lo imagina, eso es, tener un Nexus.



Revisando las especificaciones del Nexus 4 contra la de los otros tres teléfonos que mencioné, se encuentran similitudes en procesadores y memoria así como en almacenamiento, pero con la ventaja para los otros (al menos el Xperia Z y el Galaxy S4), de que su cámara es de mucha más resolución y tienen opción de ampliar el almacenamiento, y lucen pantallas de mejor resolución, igualmente los acabados y materiales son mucho mejores (HTC One, Xperia Z) y son resistentes al polvo y al agua (Xperia Z, Galaxy S4 Active) lo que lo hacen muy atractivos con respecto al Nexus 4, pero...

Esos puntos suspensivos son los que me ponen a pensar nuevamente sobre comprar uno de esos móviles, será que si sale una nueva versión de Android (el S4 si tiene 4.2.2, pero el Xperia Z tiene 4.2.1) estos la tendrán pronto?, si le seguirán dando soporte y actulizando? y es ahí dónde vuelvo y digo, mejor me voy para el mundo completo de Google y me meto con la familia Nexus y así siempre dispondré de las apreciadas actualizaciones y la última versión de Android.

Y bueno, pues el resultado final es que me animé a entrar a la familia Nexus, ahora cuento con un precioso Nexus 4 blanco y estoy feliz, pues tengo un buen teléfono con un hardware que no se queda, es bonito, tiene buenas prestaciones y lo mejor es Android puro y con la última versión.  Sólo hecho de menos las fotos de mi teléfono anterior que eran más bonitas, pero bueno, unas por otras.



A partir de la fecha dejo de publicar post para el teléfono que tenía anteriormente y ahora me dedicaré a escribir posts para este buen teléfono.

Si deseas conocer más del Nexus 4, puedes consultar esta página o esta

Entradas más populares de este blog

Android 6.0.1 Marshmallow para Moto X Play (XT1563)